martes, 1 de abril de 2008

Introducción

En este blog se pueden ver los cortos y leer sobre la experiencia de los talleres hechos durante las primeras 3 semanas. Para leer y ver los cortos de las últimas 3 semanas ir a: http://videosparacontarlarioja.blogspot.com/

En los ojos del bosque (Aimogasta, primer semana)

video

lunes, 24 de marzo de 2008

Acordes mágicos (La Rioja capital, tercera semana)

video

Videos para Contar La Rioja (publicado por Xorje).

Introducción políticamente correcta

No es lo mismo hacerlo que no…definitivamente. Con la distancia que el tiempo me permite tomar, se me ocurre esta reflexión como respuesta a una cuestión que circuló todo el año alrededor de los proyectos para los jóvenes de los CAJ, interna y externamente. Muchas dudas que responder, muchos cuestionamientos políticos para atender, mucha burocracia que superar. Tiempo, energía, costos. Buena y atinada decisión de la UTP La Rioja de incluir Videos para Contar entre los proyectos nacionales a realizar en La Rioja durante 2007. Gran convicción para dar debate y defenderlo ante los responsables políticos recién asumidos luego de un turbulento cambio de gestión en la provincia. Enorme fortaleza para realizarlo pese a la indiferencia de algunas autoridades, y el resentimiento de otras, celosas de no tener espacio en los créditos. Uno aprende con la experiencia de observar: los responsables políticos suelen estar urgidos y presionados por prerrogativas ajenas que surgen desde la misma concepción política del sistema, y por otras propias que, bueno, no siempre se alcanza a entender cuales son, pero el asunto es que ambas les colocan un tic tac sobre sus cabezas que los transforma en personas demandantes al extremo para con sus técnicos (que es lo que tienen inmediatamente debajo en la estructura rígida y vertical que tiene un ministerio). Piden resultados inmediatos, impactos visibles a sus ojos (las mas de las veces afectados de miopía), soluciones a problemas e infecciones escolares que años y gestiones educativas acumuladas no resolvieron ni quisieron. En esas condiciones es valiente la apuesta por proyectos como Videos para Contar, y en general de los proyectos de CAJ, cuyo impacto en cambio está en los terrenos de lo incalculable.

Monstruo de múltiples cabezas

Y así fue entendido desde el principio, esa era la apuesta, cuando comenzamos a dialogar con Diego Posadas, responsable en la UTN del proyecto, cuando todavía quedaba un enorme dispositivo administrativo kafkiano, a su propio decir, por sortear y ajustes operativos que hacer al proyecto para optimizarlo. Estábamos estimulados por emprender una experiencia que no podíamos medir enteramente ni conocer cual era su destino final. Una impronta extraña para el ámbito educativo y su lógica, donde todo despliegue de acción debe ser proporcional a un problema detectado. Para Diego era meterse en el tablero principal de comandos de un monstruo gigantesco de múltiples cabezas y extremidades que se movían simultáneamente. Y era emocionante pensar en cada paso del proyecto en la provincia, quienes otros estaban haciendo lo mismo en otros lugares del país. Fue genial hacerlo posible.

Bicefalia

Conocíamos a Martín Almeida de otros encuentros de CAJ y la verdad es que pegamos onda instantáneamente, los que lo conocen saben que es muy difícil que eso no suceda, con Fernando Boto hubo contactos previos por correo y tras breve viaje hasta Aimogasta, cinefilia mediante, la afinidad se instaló para quedarse durante toda la estadía. Los dos llegaban de hacer la experiencia en Catamarca. La Rioja era su segundo episodio de convivencia como pareja pedagógica a cargo de los talleres del proyecto y me sentí aliviado de no ofrecer La Rioja como prueba piloto (y si, confieso, soy un poco receloso en ese punto). Igual, al poco rato, viéndolos funcionar juntos, se fueron los fantasmas infundados (que mas tarde reaparecerán en Chilecito, pero en su consistencia mas cinematográfica), el complemento estuvo garantizado desde el primer momento, la química necesaria para acordar criterios desde esta bicefalia.

Te cuento un video

La primera parada fue Aimogasta, el Colegio Cornelio Sánchez Oviedo, allí nos esperaban Fabricio (coordinador del CAJ) y Gabriela (tallerista de teatro) con un grupo de veintitantos pibes que al día siguiente ya serán cerca de cuarenta. Desde esa primera jornada se verá que el proyecto tendrá un buen arranque en la provincia. El primer corto que sale tiene una trama un tanto extraña, de una atmósfera enrarecida pero a la vez muy sugerente. Es una historia de extravío adolescente, una parejita que se pierde (o se evade?) en un bosque ante la desesperación de sus padres y demás adultos. Me trajo reminiscencias de algunas últimas películas de Gus Van Sant (Gerry o Last Days). Me dice el corto sobre esas acciones de los jóvenes que son inescrutables para los mayores y ante las que se declaran absolutamente impotentes. Después estuvimos por Chilecito, con los chicos de la Escuela de Comercio “Brig. Juan Facundo Quiroga”, allí se impuso como tema la resistencia del pueblo a la minería a cielo abierto, muy presente en la zona (estamos muy cerca del Famatina, el pueblo lo quiere proteger del saqueo y la contaminación), y salió un corto con un alegato muy claro que los chicos quisieron decir. Un corto de influencia soviética, como bromeaban Martin y Fer. Y fue muy emotiva la muestra que se hizo del corto en el patio de la escuela – sábado a la noche -, con la presencia de los padres, de los directivos de la escuela, de docentes, de representantes de los Autoconvocados en defensa del Famatina, de otros jóvenes…casi, casi un sueño. El instante ideal que se proyecta cuando se piensa como el cine puede entrar a la escuela. Y no se puede no mencionar el trabajo de Paula, la coordinadora del CAJ, para que esto fuese así como lo cuento. Y llegamos a La Rioja Capital para la tercera parada de esta primera vuelta, y pese a una convocatoria accidentada y dispersa, son los jóvenes de la Escuela de Comercio Nº 2 los que resuelven la experiencia a puro optimismo, con su bohemia crónica a cuestas, tal como se los vé en ese primer corto, siempre con guitarras (alguno hasta se parece a El Mariachi circa Antonio Banderas), siempre echados por ahí cantando, con una contagiosa alegría interior. Corridos de todos lados hasta encontrar su lugar en el CAJ En todos los casos es maravilloso ver lo que produce la dinámica integradora que propone la realización de algo audiovisual, la necesidad de organizarse, de distribuir roles, de discutir ideas enérgicamente pero respetar a full la que finalmente es aceptada. Y tambièn se revelan chicos con mente y sensibilidad fuertes, tan inteligentes como para ser capaces de esa visión integral y profunda que caracteriza a los realizadores de cine. Son chicos que necesitan una cámara urgente! Pienso en Axel de Chilecito (Solo porque fue con el que mas tiempo estuve y pude conocer mas), con sus sorprendentes doce años, reprobado en Lengua, escribe unos haikus maravillosos (sin errores de ortografía, contra toda obsesión docente); También reprobado en Tecnología construye un minicircuito eléctrico para encender luces rojas en los ojos de una máscara demoníaca para uno de los espectros que aparece en el segundo corto. Muestra enorme sensibilidad y agudeza para visualizar las historias, para poner su mente a pensar en los planos que acaba de aprender en el taller, y una concentración y espíritu sereno para redondear una historia completa en su estructura, mientras los demás discuten desaforados todavía que hacer. Y no es un niño prodigio, es solo un chico al que le prestamos atención una vez. Esto fue un maravilloso denominador común que dejó Videos, la chance de hacerse visibles ante los adultos y sus propios compañeros para pibes que habitualmente no se integran demasiado a los grupos, quizás por inhibición, aburrimiento o simple timidez. Ahora se sienten distintos, creo que plenos y felices de que sus opiniones sean escuchadas y hasta de convertirse en puntos de referencia para otros pibes. Me quedo con la postal de la plaza de Chilecito un domingo a la noche, repleta de gente para ver una muestra de cortos! La había visto la noche anterior, en una velada en homenaje a los poetas chileciteños organizada por la Municipalidad, exactamente en el mismo lugar, la misma esquina. Había catorce… quince personas, dieciséis si lo contamos al intendente. Lo que movilizaron Paula y los chicos del CAJ fue increíble, alucinante. La llegada de Diego y Luisina, talleristas que estaban haciendo Videos para Contar en San Juan, mas la protagonista de uno de los cortos – el de la Difunta Correa, excelente -, fue un toque de magia, algo materializado desde lo imposible. Allí estuvieron, mostraron sus cortos y el público les devolvió aplausos y afecto. En un momento, antes o después, me pareció despertar en el Valle de la Luna, pero esto último no me acuerdo si en realidad lo soñé…

Otros mundos posibles que están en este

Otros mundos fue una bella consigna para el trabajo de la segunda vuelta del proyecto (dos semanas después nos volvemos a encontrar). Y se revelan Otros mundos simples, ínfimos, íntimos, en saludable contraste con esos otros mundos magnánimos, oprobiosos que fabrican las maquinarias hollywoodenses, reproductoras de un imaginario paranoico. Estos Otros mundos se manifiestan conectados con la naturaleza (también la humana), con el hermoso impulso de transformar la realidad circundante. A mi en Aimogasta, y todavía me da pudor contar esto, me pareció cruzarme con David Lynch en una estación de servicio cerca de la Terminal. Cuando me dí vuelta para mirarlo otra vez, ya estaba metiéndose en un remisse que partía para el festival de la Doma. Adentro, en el bar del drugstore, alguien se refiere a el como “El Cacho”, con un apellido que no me acuerdo, candidato a concejal por la lista del oficialismo aspirante a retener la intendencia. Pensé: “Obvio que no era David Lynch, pero…podría haber sido alguna porción de su energía cósmica viajando por planos alternos a la realidad y etc.…”. Si estoy seguro que no era un espectro, a los que pude ver después en Chilecito en su forma más auténtica. La cuestión es que los cortos que salieron en Aimogasta parecen haber sido de la mente de Lynch y cortados por su tijera: mundos paralelos, personajes extraviados, devenir narrativo. Historias que apostaron a la sensorialidad y al hipnotismo más que a la linealidad dramática. “El despertar de la reina” es un perfecto ejemplo de esto. Y si, después fue momento de conocer en Chilecito a los espectros – eso si, con carné – en su versión mas divertida. En una fiesta entrecortada pero con picos de algarabía inolvidables, gracias a unas power cumbias capaces de hacer mover hasta a los muertos, cosa que literalmente sucede. Nunca ví fantasmas más alegres que estos, ni tampoco tan bien organizados, con números de socio y todo. Ahora, no sabemos cuanto afectaría la convocatoria de este sindicato de espectros si un día la muerte pierde su hoz, como se atreven a sugerir los pibes de Comercio 2 de La Rioja en su segundo corto. Las cosas no mueren, simplemente dejan de hacerlo y el Más allá se inquieta e insiste con su demanda ante una Muerte desorientada y en leve pero progresivo enamoramiento de la vida, mientras chatean en un ciber que, seguro, está a la vuelta de tu casa. Porque todos los relatos transcurren en alguna parte, un territorio literal o simbólico, en mundos tan diferentes como posibles a los que, conjuros del cine mediante, podemos acceder. Y accedimos, y volvimos, pero ya no creo que seamos los mismos.